6 bebidas que ayudan a tener un abdomen plano

Existen ciertas bebidas que hacen que nuestro vientre luzca abultado y poco saluda ble. Y es que algunos brebajes no sólo promueven la retención de líquidos, sino que también contienen altas dosis de grasa y calorías.


Sin embargo, hay otras alternativas igual de ricas y refrescantes que nos ayudan a reducir la hinchazón e incluso propician la pérdida de peso.

1. Agua con sabor: Mantenerse hidratado es importante. Beber mucha agua ayuda a mantener un adecuado equilibrio de líquidos y aumenta la sensación de saciedad por lo que también nos lleva a comer menos.

Pero si el agua corriente te aburre, puedes agregarle hierbas frescas, frutas cítricas, y otros alimentos bajos en calorías que potencian del sabor.

2. Batido de sandía: Un batido de sandía sin azúcar es perfecto para refrescarse. Este fruto no sólo es un hidratante natural debido a su alto contenido de agua, sino que también es una fuente de nutrientes, como el licopeno que ayuda a combatir el cáncer y la arginina. Un estudio publicado en Journal of Nutrition comprobó que la arginina puede reducir la grasa corporal y aumentar la masa muscular, ya que estimula el metabolismo.

3. Té de menta: Este bebestible es súper refrescante y además es un excelente acoplador del vientre. La menta ayuda a que la grasa se procese en el estómago, logrando que alimentos ricos en grasa como las hamburguesas y los bistecs se digieran más fácilmente.

4. Jugo de Piña: El jugo natural de piña no sólo es exquisito, también sirve para aplanar el vientre. Y es que esta fruta contiene bromelina, una enzima que ayuda a descomponer las proteínas y facilita la digestión.

5. Té verde: Además de reducir el riesgo de cáncer y enfermedades del corazón, el té verde contiene catequinas, antioxidantes que -según algunos estudios- pueden ayudar a reducir la grasa del vientre.

Se recomienda beber té verde antes de entrenar, ya que sus compuestos pueden aumentar la quema de grasa durante el ejercicio aeróbico.

6. Batido de chocolate bitter: El chocolate -especialmente el negro o bitter- ayuda a bajar de peso, ya que disminuye el apetito y los antojos de alimentos. Sin embargo, tiene hartas calorías, por lo que se recomienda beberlo de vez en cuando en el desayuno para mantener el apetito domesticado por horas.

Fuente: biobiochile.cl

Trafico Semanal