¿Una manzana al día mantiene controlado el colesterol?

Un grupo de mujeres que comió durante un año una manzana seca al día redujo los niveles de colesterol de manera continua, al igual que otro grupo que consumió ciruelas diariamente que también se mantuvo estable, lo que sugiere que las frutas impedirían que aumente el colesterol.



"Las manzanas y las ciruelas secas son muy potentes para controlar el colesterol", dijo Bahram Arjmandi, autor principal del estudio y jefe del Departamento de Ciencias de la Nutrición, los Alimentos y el Ejercicio de la Universidad de Florida.

Comentó que estudios previos habían analizado los efectos de la manzana, pero que nunca se había realizado un experimento con seres humanos para comprobar si su consumo modificaría los factores de riesgo de la enfermedad cardíaca.

El equipo de Arjmandi pidió a 45 mujeres que comieran todos los días 75 gramos (el peso equivalente a dos manzanas) de manzana seca durante un año y a 55 otras mujeres que ingirieran 100 gramos diarios de ciruela seca. Tanto al inicio del estudio como a los tres, seis y 12 meses, el equipo procedió a tomar muestras de sangre para determinar los niveles de colesterol.

Todas las participantes habían pasado la menopausia, una etapa asociada con el aumento de colesterol. De media, las mujeres tenían menos de 200 miligramos por decilitro de colesterol en sangre, el umbral de riesgo cardíaco, según indican las guías médicas.

A los tres meses, el grupo que había consumido ciruelas tenía los mismos niveles de colesterol, manteniéndose estables hasta los 12 meses. Pero en las consumidoras de manzana seca, el nivel de colesterol total había disminuido un 9 por ciento y el colesterol LDL (conocido como colesterol "malo") había disminuido un 16 por ciento.

A los seis meses, el colesterol total había descendido un 13 por ciento con respecto al nivel inicial y el colesterol LDL, un 24 por ciento. Transcurrido un año, los niveles se mantenían bajos.

"La reducción que se logró con la manzana seca superó las previsiones. Es muy fuerte", dijo Arjmandi a Reuters Health. Los autores del estudio no analizaron el impacto de esas variaciones en la salud de las participantes a largo plazo. Las mujeres conservaron su peso inicial durante el año que duró el estudio.

Manzanas versus estatinas

Con las estatinas también se obtiene una reducción considerable del colesterol, pero el equipo afirmó en el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics que esos fármacos cuestan miles de millones de dólares al año en Estados Unidos y tienen efectos adversos.

En cambio, las frutas forman parte de una dieta sana y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos promueve el consumo de frutas y verduras.

Se desconoce cómo habría variado el colesterol de las participantes si no hubiesen tomado las frutas porque "no hubo un grupo control", dijo por correo electrónico Frank Sacks, profesor de la Facultad de Salud Pública de Harvard.

La reducción del colesterol LDL en el grupo que consumió manzanas fue similar a la observada en el que tomó las ciruelas.

Fuente: emol.com


Trafico Semanal