Propiedades de la sandía

La sandía es una fruta que se caracteriza por tener propiedades nutritivas, además de por presentar una cantidad de agua elevada, aproximadamente el 93% es agua, lo que origina que sea aconsejable para ser consumida en dietas de adelgazamiento por sus escasas calorías: aproximadamente unas 20 por 100 gramos. También es muy saciante.



Pero, además, tiene hidratos de carbono, fibra, potasio necesario para el sistema nervioso y la actividad muscular, magnesio, ácido fólico y betacarotenos. Y, una gran ventaja, es que contiene licopeno, un pigmento que le da ese tono rosado y que tiene unas excelentes propiedades antioxidantes.

La sandía, además de calmar la sed, es muy buena también para depurar el organismo y eliminar residuos tóxicos, aparte de estar especialmente recomendada para personas que tengan problemas renales o en las vías urinarias por su alto contenido en agua. Y, por su contenido en fibra, ayuda a limpiar los intestinos.

Pero aún hay más ventajas para incluirla en la dieta diaria. Y es que las últimas investigaciones han desvelado que la sandía contiene un principio denominado citrulina, que tiene efectos similares al Viagra. Un principio que, sobre todo, se localiza en la zona más cercana a la corteza, en la parte blanca, que a partir de ahora también va tener que tomarse.

Este efecto se produce porque la citrulina, una vez en el cuerpo, se convierte en un aminoácido, la arginina, que es beneficiosa para el sistema circulatorio de todo el organismo al aumentar la cantidad de óxido nítrico, que se encarga de mantener la elasticidad de la paredes de las arterias por lo que, consumida de forma habitual, tiene un efecto cardiosaludable positivo en el organismo.

Un motivo por el que es aconsejable tomarla y no sólo por los efectos similares a los de la Viagra, pastilla a la que por cierto no sustituye, sino que complementa.

Trafico Semanal