¿Por qué es bueno comer espinacas?

La espinaca, como todos sabemos, es un vegetal de hojas verdes con una amplia distribución en el planeta. Incluso en los jardines caseros muchas veces cultivamos esta maravillosa planta, fuente importante de de minerales y vitaminas. Su contenido graso es bien bajo y su consumo ―cruda o cocinada― ofrece innumerables beneficios para el buen funcionamiento del organismo.



Beneficios de la espinaca para la salud
La espinaca cumple un rol esencial para mantener la salud corporal, entre sus beneficios se incluyen:

Visión
Este vegetal es una fuente de beta-carotenos y otros compuestos útiles para la vista. Previene la deficiencia de vitamina A, el escozor en los ojos, las úlceras oculares y la resequedad.

Tensión arterial
Al tener un contenido alto en potasio y sodio, la espinaca es muy beneficiosa para mantener estables los niveles de presión arterial. El ácido fólico presente en ella contribuye a reducir la hipertensión, a relajar las venas y a mantener un flujo sanguíneo adecuado.

Fortalecimiento de los músculos
Posee antioxidantes que fortalecen los músculos, especialmente los del corazón, que bombean sangre a todas las zonas del cuerpo. Es por eso que previene las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, así como los trastornos coronarios.
Cataratas

Diversos compuestos presentes en la espinaca actúan como poderosos antioxidantes que previenen los efectos de los rayos ultravioletas sobre los ojos, causantes de las cataratas.

Beneficios neurológicos
El potasio, el ácido fólico y otros antioxidantes que tiene la espinaca ofrecen beneficios neurológicos, entre ellos la reducción de riesgo de contraer el mal de Alzheimer.

Anti-ulcerativa
Se ha demostrado que, junto a otros vegetales, la espinaca tiene la propiedad de proteger las membranas mucosas del estómago y, por tanto, prevenir la aparición de úlceras gástricas.

Anticancerígena
La constitución de este vegetal, rico en nutrientes, previene la ocurrencia de distintos tipos de cáncer, incluyendo los de la vejiga, próstata, hígado y pulmones. También se le usa en pacientes que padecen tumores y enfermedades cancerígenas para fortalecer el organismo.

Protección de la piel
La espinaca contiene diversos fitonutrientes y pigmentos que protegen la piel de las incidencias de los rayos del sol, los ultravioletas entre ellos. Pero no solo sirve como protección, sino que repara los genes que han sido dañados, lo cual a largo plazo evita la aparición de cáncer de la piel.

Ahora entendemos por qué es tan importante consumir espinaca y la razón por la cual debe estar siempre presente en la dieta de los niños. Si no sueles incluirla en el menú semanal, corre ya al mercado y prepara diversos platos que garanticen su presencia en la nutrición familiar. Aprovecha al máximo sus beneficios para la salud humana.

Fuente: otramedicina

Trafico Semanal