Propiedades del aceite de coco

En general, se suele dejar al aceite de coco de lado, por pensar que es uno de los aceites vegetales más calóricos y con mayor contenido de grasas poco saludables. Sin embargo, no todo es negro en él ni mucho menos: según afirma Michael Murray, doctor en medicina naturopática, en el libro "La enciclopedia de curación a través de alimentos" sí tiene sus beneficios: es de ayuda para las personas que sufren de hipotiroidismo y también para las que necesiten bajar de peso.



En principio, recomienda que a la hora de escoger aceite de coco se opte siempre por una variedad que no esté hidrogenada, sin refinar y que sea inodora. Este tipo de aceite está compuesto por ácidos grasos de cadena media (mientras que los productos de origen animal son ácidos grasos de cadena larga), por ello, no afecta el nivel de colesterol y no causan obstrucción de las arterias.

Por el contrario, estos ácidos grasos de cadena media tienen varios beneficios para la salud, por lo que este aceite puede ser un buen complemento dietario, siempre y cuando sea natural u orgánico, y sin refinar.

Los nutrientes principales son el ácido láurico, un compuesto que actúa benéficamente sobre el sistema inmune, y el ácido cáprico, que también ha demostrado tener grandes efectos antivirales, en especial, contra algunas enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia, el herpes y la gonorrea.

Con respecto a las calorías, Murray indicó que su contenido es similar al de otros aceites vegetales, por lo que la diferencia entre elegir uno u otro no es significativa.

Bien, con respecto a sus propiedades más destacadas, como se señaló, el aceite de coco ayudaría a aumentar el metabolismo en los seres humanos, por lo que las personas con hipotiroidismo pueden beneficiarse, según se destacó en el American Journal of Clinical Nutrition, ya que les brinda más energía (recordemos que uno de los síntomas de esta deficiencia glandular es el sentir un mayor cansancio y apatía).

Pero además, resulta que si el metabolismo de las grasas está alterado por falta de acción de la glándulas tiroides por más que una persona se cuide en la dieta, haga gimnasia, etc., se le dificultará mantenerse en su peso normal, ya que el cuerpo no quemará las grasas.

Pero un Metabolismo mayor lleva a la pérdida de peso, y en este sentido es cómo ayuda el aceite de coco: al acelerar el metabolismo, ayuda a las personas con hipotiroidismo y las que sufren obesidad a perder sus kilos de más y a recobrar su volumen corporal normal.

En este sentido también, Matt Lovell, un nutricionista que trabaja para el equipo de rugby nacional de Gran Bretaña, ha añadido el aceite de coco a las dietas de los jugadores, ya que él contribuiría a quemar grasas y a ganar más de 4 libras de músculo. Las evidencias científicas que lo respaldan son varias: un estudio brasileño, por caso, encontró que agregar dos cucharadas de aceite de coco a las dietas de las mujeres obesas les ayudaba a perder grandes cantidades de grasa de la región del abdomen.

Finalmente, vale compartir otro estudio clínico que ha relacionados este aceite con la neumonía: de acuerdo a un trabajo realizado por el centro médico de la infancia de Filipinas, el aceite de coco Virgen es una efectiva terapia adjunta para los niños que padecen neumonía adquirida, ya que si bien no la cura, sí demostró contribuir a acelerar la normalización de la frecuencia respiratoria y a reducir la existencia de ruidos en los pulmones.

Fuente: AlimentaciónSana.com.ar

Trafico Semanal