Las propiedades antioxidantes de la granada

La granada es una fruta anti colesterol que cuenta con propiedades antioxidantes capaces de evitar el envejecimiento prematuro así como protegerte de muchas enfermedades.



La granada se originó en Irán, específicamente en el Himalaya, donde se cultiva con mucho éxito entre los meses de setiembre y enero, cosechando frutos frescos y deliciosos que se exportan a diferentes partes del mundo.

En estos tiempos no es novedad encontrarse con una gran línea de productos industrializados sobre bebidas que incluyen granada, pero cuyos efectos son inferiores en comparación a comer de una granada perfectamente cultivada.

La granada puede incluirse durante el desayuno o el refrigerio, mezclarse con ensaladas y una variedad de platillos como los mariscos y ceviche. Las salsas, los postres y guarnición tampoco se escapan entre las posibilidades. La gastronomía del Medio Oriente nos ha enseñado a usar la granada para mezclarla con nuestras sopas y una variedad de cocteles de fruta, incluido el mango y el pepino.

Entre las diferentes propiedades saludables que posee la granada, tenemos los antioxidantes como fitoquímicos que son capaces de prevenir el envejecimiento prematuro de los tejidos de la piel, así como protegernos contra diferentes enfermedades. Para ello, es importante frecuentar un consumo diario de la fruta entera.

La diferencia entre los frutos de granadas y los extractos o jugos de granada es que en el primer caso se consumen más nutrientes esenciales que durante el proceso de extracción se pierden, por lo que se aconseja alimentarse directamente del fruto.

Trafico Semanal