Remedios caseros para tener un corazón sano

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en la primera causa de muerte de personas en muchos países. Uno de los factores más importantes en la aparición de dichas enfermedades es una alimentación inadecuada.

Para que tengas un corazón sano pela dos cebollas grandes y colócalas en un recipiente que contenga dos tazas de vino blanco. Mézclalas con una cucharadita de miel y déjalas macerar en una botella de vidrio de cierre hermético, durante 20 días.

Tomar dos cucharadas al día, pues la cebolla tiene propiedades hipotensoras que benefician al corazón.

También puedes hervir, durante diez minutos, un puñado de raíces de espárrago en medio litro de agua. Cuélalas y toma esa cantidad a lo largo del día. 

Te ayudará a evitar dolencias cardíacas.

Cabe destacar que el jugo de toronjil es efectivo.

Fuente: www.panamaamerica.com.pa

Trafico Semanal