¿Padeces presión alta? Bájala de forma natural

La presión alta es un mal sigiloso y rara vez presenta síntomas, por lo que el chequeo regular de la presión arterial es importante ya que sus consecuencias van desde fallas renales, derrames, fallas en el corazón y ataques al mismo, según menciona el portal de salud FamilyDoctor.org.

El sitio Prevention ha publicado una pequeña lista de actividades sencillas y naturales que se pueden llevar a cabo para tratar de reducir la presión alta con medidas naturales que no sustituyen a los medicamentos sino que se complementan.


Caminar. El ejercicio ayuda a que el corazón utilice el oxígeno de manera más eficiente, 30 minutos de caminata la mayor cantidad de días a la semana posible trae muchos beneficios.

Respirar profundamente. Las respiraciones profundas y pausadas reducen las hormonas que causan el stress, esto provoca que la renina, enzima que causa el aumento de la presión, también disminuya. Cinco minutos por la mañana y por la noche es un buen tiempo para comenzar.

Comer chocolate. Hay variedades de chocolate oscuro que hacen más flexibles los vasos sanguíneos. Consumir 15 gramos diarios, puede ayudar.

Aumentar el consumo de potasio. Las frutas y verduras forman parte de cualquier dieta para bajar la presión sanguínea; la ingesta de alimentos con altos niveles de potasio ayuda al decremento de ésta; alimentos como tomates, platanos, papas y frutas secas ayudan a aumentar el potasio.

Beber un poco de vino. Beber diariamente una copa de vino (142 mililitros aproximadamente) sirven para proteger al corazón y disminuir la presión.

Tomar café descafeinado. La cafeína adelgaza los vasos sanguíneos provocando el aumento e la presión. Tomar café descafeinado es una buena opción para evitar que eso suceda.

Tomar té. Muchas plantas utilizadas para hacer té pertenecen al género conocido como Hibiscus, que posee sustancias que reducen la presión arterial.

Trabajar menos. Trabajar más de 41 horas a la semana incrementa en un 15% las posibilidades de padecer hipertensión de acuerdo a un estudio de la Universidad de California por lo que una jornada laboral normal es lo más adecuado.

Relajarse con música. La Universidad de Florencia en Italia llevó a cabo una investigación que demostraba que escuchar música clásica durante 30 minutos diarios podía reducir la presión paulatinamente.

Cuidado con los ronquidos. Los ronquidos pueden ocultar el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño, muchas de las personas que lo padecen también presentan altos níveles de aldosterona, una hormona que ayuda al incremento de la presión en la sangre. Tratar este síndrome puede ayudar a reducir la hipertensión.

Fuente: elgolfo.info

Trafico Semanal