La avena: Sus propiedades y remedios naturales

La avena (Avena sativa) es un cereal, al igual que el arroz.

Su tamaño de la planta puede variar entre 0,60 y 1,50 metros y de una sola planta puede salir varias cañas. 

Sus flores tienen una forma radiada.

Sucultivo, originalmente, no fue tan importante como el trigo y la cebada, debido a que era usada, sólo como pienso para el ganado caballar y no era destinada para el consumo del hombre.

Sin embargo, en la actualidad, se usa para la fabricación tanto de pienso compuesto como de harina y copos de avena para la alimentación humana.

Propiedades curativas de la avena:
Controla el apetito La avena produce una sensación de saciedad y, por esa razón, se recomienda su consumo en el desayuno para no sentir hambre entre comidas, lo que evitará comer de más.

Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y cáncer La avena es, inclusive, antioxidante, ya que contiene sustancias como los tocotrienoles que ayudan a controlar los radicales libres, partículas que dañan las células y que pueden provocar enfermedades cardíacas y hasta el cáncer.

Baja el colesterol La avena contiene fibra que atrapa el colesterol malo o LDL y la expulsa del organismo mientras que deja intacto el colesterol bueno o HDL. Según estudios dos porciones de avena al día (1 taza de avena y 1 taza de salvado de avena) disminuye el colesterol en un 5%.

La avena contiene, también, unos compuestos llamados saponinas que capturan a los ácidos biliares lo cual resulta positivo ya que un alto nivel de ácidos biliares puede incrementar el nivel de colesterol.

Remedios populares y recetas de belleza con la avena:
Remedio con la avena: para reducir el comezón de hiedra venenosa o de la varicela Moler una taza de hojuelas de avena hasta pulverizarlas, introducirlas en una media de naylon limpia y ponerla debajo del grifo de agua de la bañera. Llenar ésta con agua tibia y remojarse por 30 minutos. Puede aplicar la bolsa de avena directamente en el sarpullido o erupciones con lo cual ayudará a refrescar y evitar la molesta picazón.

Remedio con la avena para el reumatismo: Mezclar 2 tazas de avena y una de agua, calentar en el microondas por un minuto. Dejar entibiar, aplicar esta preparación en las áreas donde se sienta dolor de reumatismo y dejar puesto por unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, enjuagar con agua tibia.

Remedio con avena para combatir el cansancio: Verter 1 taza de plátanos (banano) en cubos, 1/2 taza de avena, 1 cucharada de miel y 1 vaso de leche descremado en una licuadora y licuar por unos instante. Tomar un vaso cada tercer día después del desayuno o cada vez que se sienta cansancio.

Remedio con avena para el estreñimiento: Licuar 1 vaso de leche descremada fría, 5 cucharadas de avena y 2 rebanadas de papaya pelada, sin semillas y en trozos hasta obtener una mezcla suave. Tomar un vaso de este licuado mientras se presente esta dolencia.

Remedio para la anemia: Batir 5 hojas de espinaca desinfectadas, 1 taza de avena y 1 vaso de leche descremada por unos instantes. Tomar cada tercer día. Las personas que padezcan enfermedades del riñón deben abstenerse de consumir este licuado en exceso.

Receta de belleza con avena para exfoliar: Mezclar 2 cucharadas de avena molida con una de yogur natural y otra de miel. Frotar con suavidad el rostro con esta preparación haciendo movimientos circulares y aclarar con agua tibia. Luego, secar bien el rostro dando golpecitos con una toalla y, por último, usar el hidratante habitual. Realizar esta exfoliación dos veces por semana si la piel es grasosa.

Receta saludable con avena:
  • Pan de avena y salvado tostado
Ingredientes:
  • 1 1/2 tazas de hojuelas de avena
  • 1/2 taza de linaza
  • 1/2 taza de salvado de trigo
  • 1 taza de harina
  • 1/2 taza de azúcar mascabada clara, compactada
  • 2 cditas. de polvo de hornear
  • 3/4 de cdita. de sal
  • 1 1/2 tazas de yogur natural descremado
  • 2/3 de taza de miel
  • 1 huevo grande
  • 1 taza (150 g) de pasitas oscuras
Precalentar el horno a175°C. Engrasar un molde de 22 x12 cm. Colocar la avena, la linaza y el salvado en una lámina para horno y hornear 9 minutos o hasta que la avena esté dorada.

Pasarlos a un procesador de alimentos para que sean molidos finamente. Pasar la mezcla de avena a un tazón grande. Agregar la harina, el mascabado, el polvo para hornear y la sal.

En otro recipiente, mezclar el yogur, la miel y el huevo. En el centro de los ingredientes secos hacer un hueco y verter allí la mezcla de yogur, mezclando hasta que se integre todo. Agregar las pasitas y revolver.

Verter la masa en el molde engrasado, emparejando por encima. Hornear durante 1 hora y 20 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio. Dejar enfriar 5 minutos en el molde y después dar vuelta al pan y dejar enfriar.

Fuente: www.remediospopulares.com

Trafico Semanal