Remedios caseros para prevenir el colon irritable


Se trata de una enfermedad frecuente en nuestros días, debido a los malos hábitos alimenticios. La culpa la tiene la falta de tiempo, los horarios excesivos de trabajo que impiden un horario fijo de alimentación, o abusar de las bebidas grasosas o llenas de teína y cafeína. Sin embargo no se puede dejar pasar un día más dañando nuestro organismo.
Estos son remedios caseros para combatir el síndrome del colon irritable.
La irritación del colon puede ser causada por el consumo de alimentos irritantes, pero también por el estrés o las preocupaciones.

Uno de remedios caseros para aliviar la irritación del colon, es realizar un licuado con repollo. Debes tomar unas cuantas hojas de repollo y machacarlas. Luego colocas en un recipiente para licuar y agregas un poco de hinojo y cilantro. Licúas la preparación y la consumes una vez al día, en ayunas, durante un mes.

Otro ingrediente famoso para el tratamiento del colon es el consumo de semillas de lino. La preparación consiste en poner ina cucharada de semillas de lino en una taza de agua y dejarla en remojo durante una noche completa. Todos los días hay que tomar en ayunas el líquido, con semillas incluídas.

Las infusiones siempre son una ayuda para curar los males digestivos. Una infusión de menta y manzanilla puede aplacar el ardor del colon irritable. Estas infusiones ya las venden listas, o pueden hacerse en casa poniendo dos cucharadas de manzanilla y dos de menta fresca a hervir durante quince minutos en un litro de agua. Luego se cuela la preparación y se toma todos los días, dos veces al día.
Los zumos de papaya, repollo, y zanahoria son especialmente beneficiosos. Eso sí, hay que evitar todo tipo de jugos cítricos.

Hay que optar por una dieta en la que las comidas sean pequeñas y frecuentes. Nada de grasas, en cambio, son bienvenidos los vegetales al vapor, las comidas suavemente cocidas, arroz, cereales, frutas como la banana y la papaya.

El mejor consejo que podemos dar es que lo más importante es incluir vegetales y proteínas en la alimentación. También se recomienda evitar el azúcar blanco, los alimentos demasiado sazonados y el alcohol.

Los alimentos que deben ser excluidos de la dieta son: el azúcar blanco, el pan blanco, los productos con harina, los alimentos demasiado sazonados, el té fuerte y el café.

Por último, un buen truco es mantener un diario de los alimentos que consumes y cuándo sientes los sóntomas del colon irritable. Así sabrás que alimentos son lo que están haciendo el daño.

Fuente: www.cosasdesalud.es

Trafico Semanal