REMEDIOS CASEROS... Cómo combatir el cansancio e incrementar la energía

“Le pide permiso a un pie para levantar el otro”, dice el refrán popular refiriéndose a una persona que camina con cansancio y viene a colación porque el tema de esta semana es precisamente la energía (o la falta de ella).
Para hablar de este tema, empezaremos por enumerar las causas del cansancio:

1. Falta de sueño. Esta parece ser una causa muy obvia, pero si una persona no descansa durante ocho horas cada 24, su cuerpo no alcanza a recuperarse. Convierta en religión sus horas de descanso. Si duerme bien, rinde mejor durante el día.

2. Exceso de cafeína. Un poco de café es bueno para el corazón y para dar energía inmediata. Un exceso de café (en sodas de cola, te negro y café), puede robar la energía del cuerpo. Reduzca el consumo de cafeína y verá que se siente mejor.

3. Mala respiración. Tal vez por estrés o por mala costumbre, algunas personas contienen la respiración al hablar o respiran “en corto”, lo que ocasiona que su sangre no reciba suficiente oxígeno. Esto se puede remediar con ejercicio físico aeróbico, como correr, nadar o caminar y con ejercicios de respiración. Por ejemplo: Imagine que tiene frente a sí 6 velas. Ahora inhale todo el aire que pueda y después empiece a “apagar” las velas imaginarias, soplando un poco de aire por cada vela. Vuelva a empezar.

4. Exceso de harinas y azúcares refinados en la alimentación. Los carbohidratos refinados envían un torrente de combustible al cuerpo en los siguientes minutos a su consumo, pero esto genera un efecto de “rebote” que hace que la energía del cuerpo disminuya dramáticamente en la siguiente hora. Cambie los azúcares y harinas refinados por azúcar morena y harinas integrales que dan una energía sostenida por varias horas, sin efectos de rebote.

5. Poco consumo de proteínas causa fatiga. Aumente el consumo de carne sin grasa, nueces, queso, huevos, soya. Cada persona debe consumir tres raciones de proteína al día. Una ración de proteína es equivalente a la medida del centro de la mano de la persona (lo que sería la palma sin contar los dedos).

6. Poco consumo de agua. La falta de hidratación causa cansancio y dolor muscular. Asegúrese de beber un mínimo de 6 vasos de agua natural al día. Uno de ellos al despertar y el resto durante el día.

7. Exceso de estrés. La vida diaria genera estrés y el estrés roba energía y concentración. Usted puede contrarrestar esto de varias formas: aparte unos minutos al día (varias veces al día si es necesario) para respirar profundo y relajarse. Consuma unas vitaminas de Complejo B que no contengan levadura. Lea la etiqueta que digan “yeast free”. Aumente su vida espiritual. El saber que hay un Dios y que uno no está solo, calma los sentidos y aligera la carga.

8. Poco consumo de minerales. Los minerales son el mejor aliado del sistema nervioso y la energía productiva. Consuma alimentos que dan energía: vegetales de hoja verde, almendras, betabeles (remolacha), apio, higo, melón, perejil, dátiles.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

Fuente: www.bajoelsol.com

Trafico Semanal