Beneficios naturales del té blanco



Aromático, sabroso, único, delicado. Todos atributos que suelen endilgársele al té blanco, una de las más costosas y exclusivas infusiones que pueden obtenerse de esa planta conocida como Camellia Sinensis. Este té tiene la particularidad de ser recogido de forma manual directamente de las altas montañas chinas en un período de juventud exclusiva.

Estos brotes nóveles tienen propiedades únicas y convierten a esta bebida en una infusión especial, diferente a las otras variedades. Pero seguramente lo que quieres es conocer sus propiedades y beneficios para el organismo.



El té blanco sería el más antioxidante de todas las variedades de té existentes. Al contener tres veces más polifenoles (principal sustancia antioxidante presente en el té) que el té verde, tendría una gran capacidad para proteger el sistema cardiovascular, ayudando a prevenir enfermedades y también a combatir los radicales libres presentes en el organismo.


A su vez, el té blanco sería muy bueno para perder peso, contando con propiedades similares a sus otros pares provenientes de la Camellia Sinensis. De hecho, existe una dieta del té blanco para perder peso que puedes poner en práctica.


Por su parte, el té blanco para la piel puede resultar muy beneficioso. Es que su consumo ayudaría a la elastina y el colágeno, dos de las proteínas estructurales más importantes para el cutis. Es por esto que se emplea cosmética con té blanco asiduamente.


Además, el té blanco contiene menos cafeína que las otras clases de té, ya que, al ser más joven, no ha sufrido un proceso de oxidación tan extendido. Es por esto que prácticamente no cuenta con contraindicaciones y podría afectar en menor medida a hipertensos y otras personas a las cuales no se les recomienda el consumo de esta sustancia estimulante.


Por si te quedan dudas acerca de sus beneficios, no olvides comparar las propiedades del té blanco con las del té verde siguiendo este enlace.

Fuente: www.buenasalud.net

Trafico Semanal