Remedio casero para pieles secas y muertas

Necesitas 1 piña pequeña natural, una venda ligera y 1 cuenco de agua templada.

Remoja la zona de piel seca en agua durante 20 minutos.

Corte un trozo de corteza de piña y coloque la parte interior directamente sobre la piel.

Fije la corteza con la venda y deje actuar toda la noche.

Quite el vendaje con cuidado y sumerja la piel en agua durante cinco minutos.

Repita la operación unas cuatro noches consecutivas.

Fuente: www.mundomedicinas.com

Trafico Semanal