Propiedades del tomate crudo

Como la mayoría de las verduras y hortalizas, para obtener todas sus propiedades nutritivas y medicinales se deben consumir sin cocinar o cocinándolas lo mínimo indispensable. 

Las propiedades del tomate crudo son superiores a las que podemos encontrar en tomates que han sido cocinados de cualquier forma.

Para obtener todos los beneficios del tomate, se aconseja consumirlos con su piel, y en caso de preparar zumo de tomates se debe consumir rápidamente ya que al licuarlo pierde muchas vitaminas en poco tiempo.

El llamativo color rojo del tomate se debe a la presencia de licopeno, una sustancia capaz de asimilar la vitamina A en el organismo, pero que también aporta otros beneficios para la salud. 

Al contrario de los demás componentes del tomate, el licopeno se ve potenciado cuando el tomate es cocinado.

Estudios recientes han logrado demostrar las propiedades anticancerígenas del tomate, que es una buena herramienta de prevención, especialmente para el cáncer de próstata y de vejiga. 

El tomate, consumido de cualquier forma, es un excelente antioxidante, por lo que brinda muchos beneficios para la salud.

De la misma manera se ha confirmado que el tomate tiene interesantes propiedades anticoagulantes, que pueden reducir el riego de enfermedades como la arterioesclerosis, enfermedades cardiovasculares y relacionadas a la hipertensión. Es un buen depurativo de la sangre, la fortifica y la renueva de manera natural.

El importante aporte de vitamina C del tomate lo hace un alimento indispensable para fortalecer las defensas del organismo frente a enfermedades infecciosas como gripes y resfriados. 

De la misma manera, su alto contenido de vitamina A lo transforma en un alimento ideal para el crecimiento, es un alimento muy recomendable para los más pequeños. El consumo regular de tomate, de cualquier forma que se consuma, asegurará que los niños crezcan fuertes y sanos.

Fuente: www.otramedicina.com

Trafico Semanal