Cuáles son las propiedades de la uña de gato

La fitoterapia o tratamiento con plantas ha demostrado ser una de las mejores alternativas para la cura y el control de enfermedades. Dentro de la variedad de especies vegetales, la uña de gato es muy popular por su variedad de propiedades medicinales.

Esta parra que crece en la selva peruana y cuyo nombre científico es uncaria tormentosa, ha sido consumida durante mucho tiempo por los nativos en forma de infusión de la piel interna de la parra. Actualmente también se toma en cápsulas para el tratamiento de males tan diferentes como la artritis e incluso el control del sida.

Por sus propiedades desintoxicantes y resolutivas (de limpieza) del tracto digestivo, puede favorecer a los pacientes de gastritis, úlceras, colitis, hemorroides, parásitos intestinales y otras alteraciones de la flora intestinal e incluso cánceres digestivos. Así mismo, ayuda a eliminar las toxinas ambientales que generan fatiga crónica, depresión y acné.

Por la presencia de antirradicales libres, la uña de gato es altamente eficaz en el tratamiento de procesos febriles, inflamatorios, cancerosos y para la disminución del efecto de las radiaciones durante las quimioterapias. Por ser antiinflamatoria también ayuda contra la artritis, los reumas, el lupus y la prostatitis.

Por otro lado, esta planta es reguladora del ciclo menstrual y al ser anti-viral permite controlar el HIV (virus del sida), la herpes genital, la sinusitis, la otitis, conjuntivitis y los resfriados en general.

Aunque no se ha demostrado que el consumo de uña de gato tenga efectos secundarios, los expertos sugieren que no la tomen las embarazadas ni personas con problemas al sistema inmunológico, como la esclerosis múltiple.

Otra recomendación es alternar el consumo de uña de gato con otras plantas de propiedades desinflamantes, como la manzanilla o hierba luisa, que también relajan al organismo y lo predisponen a recibir mejor el tratamiento.

Fuente: www.lineayforma.com

Trafico Semanal