Trucos naturales para adelgazar y mantener el nuevo peso

Muchas personas se preguntan la razón por la cual después de tanto sacrificios para adelgazar dos kilos, en un abrir y cerrar de ojos, aumentan cinco o más.

Es decir, les resulta difícil adelgazar y cuando, por fin lo logran, no pueden mantenerse en el nuevo peso.

Existen algunos trucos caseros y consejos naturales que permiten no sólo adelgazar sino mantenerse en el nuevo peso. A continuación se detallan éstos:

Comprender lo que significa verdaderamente “estar a dieta”: Muchas personas piensan que una dieta es una moda o algo que se hace de vez en cuando. La dieta, en realidad, es una nueva forma de alimentación y cambio de hábito para tener un estilo de vida más saludable el cual debería ser de por vida.

Evitar combinaciones de alimentos que pueden aumentar de peso: Si se selecciona comer carnes, se debe acompañarlas sólo con verduras, crudas o cocidas. Si se añade pan, galletitas, arroz, pastas u otras fuentes de hidratos de carbono, se tenderá a engordar.

Pensar en las calorías: Es necesario tomar en cuenta que no todos los alimentos contienen el mismo número de calorías. En este sentido, las proteínas almacenan poco, los carbohidratos regular, las grasas y azúcares casi totalmente. Por ello, las proteínas como, por ejemplo, los pescados (sacian mucho más que la carne, en especial, si lo haces al vapor o hervido) son excelentes para adelgazar.

Tomar 30 minutos para comer: Se recomienda tomar al menos 30 minutos para comer y se debe masticar cada bocado al menos 15 segundos concentrándose en su sabor. De esta forma el cerebro se dará cuenta de que el estómago está lleno. Si se come a gran velocidad, el cerebro no podrá percibir la saciedad y, por ello, se tenderá a comer de más.

Hacer tres comidas diarias: Para mantener el metabolismo activo, no se debe saltar la comida principal ni las dos colaciones diarias.

Engañar al hambre :Si, de pronto, se siente hambre, en lugar de comer una galleta azucarada o un helado, se puede consumir una zanahoria, jicamas o pepinos con limón y chile, una manzana, un yogur Light o una taza de papaya picada lo cual ayuda a mantener el nuevo peso.

Dedicar un día a las frutas: Si se desea desintoxicar el organismo después de un fin de semana donde se ha roto la dieta, se puede escoger el lunes como el día de las frutas donde se podrá consumir especialmente las cítricas. Evitar el plátano o el mango porque contiene mucha azúcar.

No comer excesivamente en la cena: Según estudios realizados, la comida que más engorda en la que se consume en la cena. Por ello, se recomienda cenar de forma ligera.

Tomar mucho agua mineral: Es necesario acostumbrarse a tomar mucha agua natural. Por ello, se debe llevar siempre una botella y a lo largo del día se debe beber en pequeños sorbos un total de dos litros de agua.

Aprender a comer fuera de la casa: Si se debe comer en restaurantes con cierta frecuencia, se recomienda la selección de ensaladas sin mayonesa junto con las carnes blancas y suaves, preparadas siempre a la plancha o al vapor, con unas gotitas de aceite de oliva. La comida japonesa es una excelente opción ya que es sana, rica en vitaminas y baja en calorías.

Ser precavido al salir de copas: Si se sale de copa en el fin de semana, es importante recordar que las bebidas alcohólicas pueden engordar rápidamente. Por ello, se recomienda pedir un vodka tonic, elaborado con vodka, agua quina y jugo de limón, ya que tiene muy pocas calorías.

Reinventar las pastas: La pasta con salsas industriales multiplica sorprendentemente el aporte energético. Sin embargo, si se desea consumir, por ejemplo, una pizza se puede hacer en casa sustituyendo la típica base por una integral, añadiendo alimentos menos calóricos como cebolla, pavo Light, entre otros y agregando mozzarella baja en grasa.

Dormir el tiempo necesario: Es importante dormir lo necesario para sentirse descansado, ya que, según estudios realizados, si se duerme poco o mucho (menos de siete horas o más de nueve durante la noche) se altera el control del apetito porque se provoca una disminución de leptina (la hormona que reduce el hambre) y aumenta las secreciones de grelina (la hormona que la estimula). De allí la necesidad de dormir lo justo para no engordar.

Hacer ejercicios: No es necesario excederse haciendo ejercicios para rebajar de peso. Sólo con caminar 30 minutos diarios o nadar se puede adelgazar.

Perseverar en la meta: Es importante perseverar en la idea de adelgazar, pero si se cae en la tentación, no se debe abandonar todo el esfuerzo por un tropiezo. Se debe seguir adelante y perseverar en la meta. Además, privarse de todos los caprichos puede generar gran ansiedad. Si se ha comido un pedazo de pastel, se puede compensar haciendo ejercicio para eliminar las calorías de más.

Fuente: www.remediospopulares.com

Trafico Semanal