Frutas y verduras, las comidas sanas del verano


Las frutas y verduras de temporada, por su elevado contenido en agua, fibra, vitaminas y otros nutrientes, se convierten en los alimentos más adecuados para el verano.

En épocas de calor el cuerpo agradece las comidas ligeras y refrescantes. Las frutas y verduras de temporada, con un elevado contenido de agua y otros nutrientes esenciales para el organismo, sacian el hambre y sed de forma apetitosa y contribuyen a mantener la piel bien nutrida e hidratada.


Su aporte de fibra permite saciar el apetito sin que pese y potencia un óptimo funcionamiento del intestino. Además, su riqueza en antioxidantes naturales protege la salud. En definitiva, no se trata de comer menos en verano, pero sí de seguir una dieta distinta, ya que el número de calorías que se precisa es menor y la hidratación mayor. Al fin y al cabo, se trata de obedecer al propio cuerpo.

Incluir frutas y verduras en la dieta es, sin duda, una de las mejores maneras de asegurar los niveles adecuados de líquidos que precisa el organismo para evitar la deshidratación. Estos alimentos presentan, además, un bajo aporte energético y resultan muy adecuados para las épocas de calor, en las que nuestro cuerpo no necesita tantas calorías como en las estaciones más frías (para mantener la temperatura corporal). Esto significa que se debe reducir el contenido calórico de la dieta para evitar aumentar de peso. Para ello, se puede incluir variedad de platos poco grasos y elaborados principalmente con verduras y hortalizas, ensaladas variadas, cremas y en los postres fruta fresca, o porqué no, una pequeña porción de helado o sorbete bien frío como capricho para el paladar y los sentidos.

Mejor alimentos crudos

Las verduras y frutas de temporada no deben de faltar en nuestra mesa y si tomamos estos alimentos crudos, aprovecharemos mejor todos sus nutrientes, ya que la cocción en agua o en un medio graso destruye gran parte de las vitaminas que contienen. Las verduras y frutas se convierten cada verano en los alimentos predilectos, debido a lo fáciles de preparar que resultan y a su buen precio, ya que el verano es la época en que mayor cantidad y variedad se puede encontrar en nuestros supermercados. Más allá de su sabor y de su capacidad refrescante, son unos de los alimentos más sanos y recomendados por los expertos en dietética y nutrición.

Trafico Semanal