Té verde y salud: Características, Beneficios y Propiedades del consumo de té


El té verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos propios del envejecimiento.


El té constituye la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo detrás del agua. En China, se lleva utilizando desde hace casi 3.000 años, no sólo por sus propiedades estimulantes, sino porque ayuda a prevenir y mejorar numerosas dolencias.

Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, ayudar a eliminar las toxinas y para prolongar la juventud. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII, que el té se extendió y se convirtió en una bebida popular en Europa.

A pesar de que el té se lleva bebiendo desde hace miles de años, las investigaciones científicas para documentar los potenciales beneficios para la salud de esta antigua bebida, no tuvieron lugar hasta pasadas décadas.

De estos estudios se ha comprobado que el té verde contiene altos niveles de unas sustancias llamadas polifenoles, que poseen propiedades antioxidantes, anticancerígenas e incluso antibióticas. El té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado

Un grupo, cada vez mayor, de estudios clínicos llevado a cabo tanto en el hombre como en animales de experimentación sugieren que el consumo regular de té verde puede reducir la incidencia de una variedad de cánceres, incluyendo el de colon, páncreas y estómago.

El té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado. Tanto el té negro, como el té verde proceden de la misma planta.

El té verde se elabora con las hojas cocidas al vapor y posteriormente secadas; mientras que el té negro se prepara dejando marchitar las hojas, que después se enrollan, se dejan fermentar y se secan. Pero como el té verde está menos procesado que el té negro, contiene más cantidad de antioxidantes y por ello, es el más potente de los dos.

Estudio botánico:
El té es una de las plantas más conocidas del mundo, de hecho, su cultivo está ampliamente extendido por todas las zonas tropicales del planeta.

Propiedades del té verde
• Su contenido en vitaminas A, C, E, Selenio y su riqueza en Polifenoles le confieren un gran efecto antioxidante ya que combate los radicales libres. Por ese motivo es un buen aliado en la lucha contra el cáncer y enfermedades degenerativas.

• Favorece la eliminación del colesterol LDL (el malo) y en cambio puede aumentar el HDL (el colesterol bueno). También ayuda a combatir los triglicéridos. Las enfermedades cardiovasculares también se beneficiarán de su efecto antitrombos o coágulos.

• Numerosos estudios avalan que es un buen aliado en la prevención de la hipertensión. Las personas que ya tienen hipertensión y son muy sensibles a la cafeína es conveniente que pregunten sobre su caso en particular a su médico o especialista antes de decidirse a tomarlo.

• Su ayuda en la eliminación de grasas, su efecto suavemente diurético y regulador de la insulina lo hace un aliado muy eficaz en la lucha contra la obesidad.

• Puede ser útil en el tratamiento de la diabetes ya que disminuye los niveles de glucosa al regular los niveles de insulina.

• Los polifenoles del té también pueden ayudar a broncearnos y a proteger la piel contra el daño provocado por el sol.

• Sus antioxidantes que son muy beneficiosos en la reducción de los efectos del envejecimiento.

• Al contener cafeína tiene un efecto estimulante y puede emplearse para aliviar tanto la fatiga física como la mental. Se puede usar en casos de somnolencia. Algunas personas notan alivio ante ataques de migraña.

• Los taninos del té verde le dan un efecto astringente lo que es ideal ante casos de diarrea.

• Su suave efecto broncodilatador ayuda a aliviar los casos de asma, bronquitis y enfisema.

• Su efecto antioxidante refuerza el sistema inmunitario lo cual nos ayuda en la lucha contra algunas bacterias como os estafilococos y algunos virus.

• Su aporte de fluor y sus Bioflavonoides nos ayudan a prevenir la aparición de caries. También es eficaz para tratar la halitosis.

• Si tenemos los ojos inflamados nos podemos aplicar unas bolsitas de té frías durante unos minutos.

• Fortalece los huesos ya que a su efecto antioxidante se une su aporte de calcio, magnesio, fluor y fósforo.

¿Tiene el té verde efectos secundarios?
Aunque tiene menos cafeína que el té negro o el café puede provocar insomnio o nerviosismo en personas sensibles a la cafeína. Lo ideal es tomarlo por la mañana o al mediodía. Por supuesto no es conveniente que lo tomen los niños y aquellas personas que tomen algún medicamento incompatible con la cafeína.

¿Sabías que…?
Aunque en China ya se tomaba desde hace más de tres mil años en Europa sólo empezó a popularizarse (y eso sólo en algunos países) a partir del siglo XVII-XVIII.

El éxito del té, en todas sus variedades, es tal que sólo le supera como bebida el consumo de agua.

El té negro es más estimulante que el té verde ya que gracias a su fermentación nuestro cuerpo "capta" la cafeína de un modo más eficaz.

Recuerda que el té verde después de las comidas ayuda a la digestión, además de que ayuda a eliminar la grasa.

Fuente: www.innatia.com

Trafico Semanal