Consejos y Ejercicios para la tendinitis de rodillas

Las lesiones de rodillas, son una patología muy problemática, dada la importancia que tienen las piernas en la locomoción y el traslado de las personas, y por tanto en su propia independencia y movilidad. Los ejercicios que se proponen son para reducir la tendinitis, a través de una propuesta novedosa.



Si existe un problema de rodilla, a causa de un desgaste articular, rotura de menisco, distensión de ligamentos o cualquier otra patología traumático, los ejercicios que se proponen, no deberían hacerse ya que son específicamente para rehabilitar las lesiones de rodilla por tendinitis rotuliana.

Este tendón es el que se encuentra por delante de la rodilla, bajando por la rótula, y es el responsable de molestias frecuentes.

Generalmente se prescribe fortalecer los muslos con ejercicios de fuerza convencionales, como la Sentadillas. Pero, utilizando la contracción excéntrica, es decir cuando el músculo genera tensión mientras se alarga, como la fuerza que realizan los cuádriceps (parte anterior de los muslos) cuando se baja una escalera, parece que resulta ser más efectiva.

Ejercicios para tendinitis de rodillas
De pie: Piernas separadas aproximadamente el ancho de caderas. Tronco recto. Flexiona las rodillas lentamente, hasta que los muslos estén casi paralelos al suelo. Deberías quedar en posición de cuclillas, es decir, a diferencia de la sentadilla, los talones se despegan del suelo y las rodillas quedan flexionadas por delante de la línea vertical imaginaria de los dedos de los pies. El tronco permanece derecho en todo momento. Sube y repite nuevamente.

Este ejercicio se debe realizar todos los días, cuando se llegue a tres series de 20 repeticiones, se puede pasar a un nivel superior, realizándolo con carga.

En la misma posición inicial del ejercicio anterior. El movimiento de flexión de rodillas es el mismo. Pero se parte con una mancuerna en cada mano, para añadirle carga al movimiento. Recuerda que debes bajar lentamente y mantener el tronco recto.

Cuando se finalizan los ejercicios, aconsejan colocarse frío en las rodillas y estirar pasivamente los músculos trabajados. Asimismo, es frecuente que se sienta un dolor leve durante la ejecución del ejercicio.

Fuente: www.innatia.com

Trafico Semanal