Remedios caseros para el hipo


El hipo es un espasmo súbito que sucede en el diafragma y la glotis, con una sacudida en las partes torácica y abdominal y un sonido agudo inspiratorio llamado singultus.

Este se caracteriza por la brusca rapidez con que aparece, por su hundimiento en el vientre y por la típica producción de un ruido que es respiratorio.



Podemos encontrar algunos remedios caseros para el hipo, algunos muy conocidos como lo es el vaso de agua: se toma un vaso de agua en pequeños tragos y sin descansar, por período de unos minutos. Los tragos de agua no deben interrumpirse, exceptuando cuando es necesario respirar.

Y se debe tener otro vaso de agua preparado para seguir tomando en caso de que el primero no dé el resultado esperado.

Pero tenemos otros remedios caseros que pueden ser eficaces a la hora de querer terminar con el hipo como por ejemplo:


• Comer una cucharadita de azúcar granulada.

• Consumir un poco de hielo triturado.

• Respirar varias veces dentro de una bolsa de papel.
• Ponernos en posición tal que el pecho esté pegado a las rodillas.
• Eructar.
• Colocar sobre un terrón de azúcar unas gotas de vinagre, luego ponerlo bajo la lengua y dejar que este se deshaga sólo en la boca.
• Respirar profundamente.


El hipo es causado por una irritación en el bulbo cerebral.

Puede ser producido por una comida muy condimentada o abundante cantidad de la misma; por no masticar debidamente los alimentos; por consumir bebidas carbonatadas, por fenómenos nerviosos; el tabaco; por cambios bruscos en la temperatura; o por un aire frío o tomar líquidos que hagan más lenta la digestión.

Trafico Semanal