Conozca sobre la Sangre de grado o drago


El trabajo diario, las preocupaciones económicas, familiares o laborales nos generan un alto nivel de estrés que mella tanto nuestra salud mental como física. Una forma de combatirlo es tomando previsiones y nutriéndonos adecuadamente. La sangre de grado es un elemento natural que puede ayudarnos en esta tarea.

Desde tiempos ancestrales, la medicina tradicional ha utilizado el látex rojizo de este árbol, llamado grado, para la cicatrización de heridas externas y de úlceras estomacales e intestinales. La sangre de grado (Croton lechleri) es un látex de donde se extrae un raro alcaloide llamado "taspina" que acelera la curación de heridas y laceraciones y abrasiones.

Esta resina contiene además alcaloides antitumorales como la piridona, indol aporfina, quinoleina, ácidos grasos insaturados, antraquinonas y triterpenos, que la convierten en un producto natural que actúa rápidamente contra las hinchazones reumáticas, hemorroides, faringitis, amigdalitis y paludismo.

El árbol mide aproximadamente 10 a 25 metros de alto; es muy conocido en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, y durante muchos años se ha utilizado en forma doméstica creándose una larga tradición de uso entre los grupos indígenas que respaldan su eficacia.

Estudios médicos han demostrado que tiene una acción antibacteriana, antimicótica y antivírica, lo que hace que combata eficazmente la gastritis, especialmente las de tipo erosivo.

La sangre de grado (conocida también como sangre de drago) es utilizada en sus distintas aplicaciones: vía oral, diluida en un poco de agua, y tópicamente, donde se puede aplicar directamente.

Su uso no debe ser indiscriminado, siempre bajo indicación médica por sus potentes componentes. Su acción es tan fuerte que basta con una o dos gotas en un vaso de agua para iniciar el tratamiento. En su dosis de cápsula, se recomienda de una a dos cápsulas al día junto con los alimentos. Finalmente, en su presentación en polvo seco, se puede aplicar directamente en heridas, laceraciones y hasta al acné para aliviar las marcas y acelerar la cicatrización.

Según últimos estudios comerciales, la demanda de este látex milagroso asciende a cien mil galones anuales solo para el mercado americano. Con esta cifra, la plantación y producción del árbol de grado se ha ido incrementando en las zonas amazónicas; su cuidado y conservación se han vuelto muy importantes para el mantenimiento de la cadena productiva y el desarrollo económico de muchas poblaciones del lugar.

Esta demanda ha generado que se incremente el estudio multidisciplinario de esta producto para contribuir así con una mejor explotación de sus cualidades curativas, contar con precios competitivos y conseguir buenos acuerdos entre las empresas extranjeras y el Estado peruano, el principal propulsor de la sangre de grado.

La naturaleza nos brinda infinidad de remedios naturales para igual número de enfermedades. La selva peruana es tan basta que muchas especies botánicas aún no han sido descubiertas y por ello debemos sacar provecho de aquellas que tenemos al alcance de las manos.

La sangre de grado o sangre de drago puede ser la solución a ese malestar que lo está perturbando y que puede convertirse en algo mucho más delicado. No le tomará más de unos minutos consumirlo con sus alimentos o bebidas: así de sencillo... puede aliviar y prevenir enfermedades mortales como el cáncer, la cirrosis, las úlceras y la gastritis.

Fuente: Generaccion

Trafico Semanal