Zumo de piñas para adelgazar

Uno de los tantos zumos que pueden emplearse para bajar de peso es el zumo de piñas. Considerado dentro de los zumos desintoxican-tes, ideales para dietas de escasas calorías y no muchos días de extensión, esta bebida agiliza los procesos digestivos y se transforma en un excelente remedio casero para adelgazar.



El zumo de piñas es uno de esos jugos que puedes emplear para la pérdida de peso. Al igual que el zumo de papayas, es empleado con asiduidad dentro de esas dietas consideradas "de ataque", en donde se consumen muy pocas calorías y no tienen muchos días de extensión, ya que la idea fundamental es lograr una reducción rápida en tiempos reducidos.

El zumo de piñas se prepara de manera muy simple, licuando la fruta con un poco de agua para que no quede tan espesa. Debes tener en cuenta que es necesario consumir muy pocas calorías en este tipo de dietas y concentrarse más bien en beber mucho zumo. De a un litro a un litro y medio por día, repartido en varias etapas. Lo ideal es que lo combines con otros zumos, como el de papayas.

La clave del empleo del zumo de piñas para bajar de peso es que es una fruta que agiliza los procesos digestivos, transformándose en un excelente remedio casero para adelgazar en corto plazo. Mucho mejor si le añades buenas dosis de ejercicios diarios.

Conoce más acerca de las propiedades de la piña para adelgazar:
La piña es uno de esos excelentes remedios caseros para perder peso, que puedes tener a mano cuando quieres realizar una dieta. Es ideal para regímenes alimenticios de corta duración y de escaso consumo en calorías, razón por la cual, los zumos de fruta vienen a reemplazar la ingesta a mayor nivel.

Entre los beneficios que tiene la piña para bajar de peso, puedes tener en cuenta que es activa dora del metabolismo y, a su vez, facilita la digestión y la eliminación de grasa. Además, al tener muchas fibras y agua, tiene efectos diuréticos y atenta contra las infecciones e inflamaciones digestivas.

La piña también tiene azúcares naturales, lo que la convierte en una fuente de energía. Además, al tener fibras, es saciante y no necesitarás comer de más. Por eso mismo, nunca está de más tenerla en cuenta para una buena dieta.

Fuente: innatia.com

Trafico Semanal