Remedios naturales con el tomillo

El tomillo, el cual recibe varios nombres como serpol, serpillo, hierba luna, tomillo de limón entre otros, es una hierba esencial tanto en la cocina como en el mundo de la medicina natural.

Esta hierba ha sido utilizada desde épocas antiguas. Su primera menciona aparece en el antiguo Egipto donde fue usado para embalsamar a los muertos. Griegos y romanos igualmente lo conocieron e hicieron de él tema de sus cantos. Los poetas griegos explicaban que el tomillo nació de las lágrimas derramadas por la bella Helena.

A partir del siglo XI, el tomillo atraviesa los Alpes y, durante el siglo XII, hay referencias de su utilización para combatir la lepra y la parálisis.

Actualmente, existen alrededor de cien especies de tomillo. A pesar de ello, todos poseen características similares: Alcanza en su madurez unos 40 cm de alto, su tallo es leñoso y ramificado, sus ramas finas y sus hojas son pequeñas, lineares y cubiertas uniformemente por pelos cortos. Las flores son pálidas, rosadas o blanquecinas.

El tomillo tiene un aroma característico, fuerte y penetrante debido a su composición de timol, carvacrol, cimol y alcoholes (borneol).

Propiedades curativas:

Es conocido tradicionalmente por sus propiedades medicinales siendo el principal como antiséptico en infusión para infecciones leves de pecho o garganta; y antiespasmódico.

Además favorece la digestión y evita los espasmos gástricos e intestinales. Es estimulante, ya que consumido previamente a la comida, abre el apetito.

También el tomillo se considera balsámico y antifúngico, debido a que alivia mordeduras y picaduras, e infecciones por hongos, como pie de atleta. Igualmente, es cicatrizante, usado de modo tópico en heridas, facilita su curación.

Remedios populares con el tomillo

Remedio para el dolor de garganta: Hervir durante 10 minutos un manojo de tomillo en un litro de agua. Hacer varias gárgaras al día.

Remedio para los dolores artríticos: Hervir, durante 8 minutos, 500 gr de tomillo en 5 litros de agua. Añadir al agua del baño.

Remedio para combatir los parásitos (oxiuros): Poner 3 cucharaditas de tomillo en una taza de agua que esté hirviendo. Tomar una taza en ayunas.

Remedio para aliviar la indigestión: Hervir 1 cucharada de tomillo en una taza de agua durante 5 minutos. Tomar una taza aún tibia.

Remedio para el acné: Verter 2 cucharadas de tomillo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Colar y utilizar esta infusión para lavar el área en especial las áreas con acné.

Fuente: remediospopulares

Trafico Semanal