Remedios caseros para curar la conjutivitis

La conjuntivitis es la inflamación o infección de la conjuntiva, esta se encarga de cubrir la zona blanca del ojo y el interior de los parpados. Cuando esta se irrita se produce continuamente intensa picazón y ardor en el ojo. Generalmente también se genera inflamación y enrojecimiento leve o intenso según la irritación en la zona, debido a que los vasos sanguíneos se dilataron para formar anticuerpos y eliminar las bacterias.

También se dificulta para parpadear, en algunos casos causa leve dolor y sensibilidad al la luz. Se produce visión borrosa, lagrimeo continuo y despide una secreción que se vuelve costra que al amanecer causa la impresión de tener los ojos pegados.

La conjuntivitis es causada generalmente por infecciones por bacterias o por virus. También es posible que se genere por alergias o contagios por el uso de cosméticos y lentes de contacto. La contaminación que existe en el aire también afecta como por ejemplo humo de fábricas o de cigarrillos. En verano es muy común porque el cloro y el agua sucia de las piscinas irritan la conjuntiva.

Se recomienda que las personas que padezcan conjuntivitis utilicen una toalla y jabón individual, para no contagiar a los demás habitantes de la familia. Las fundas, las sabanas y las toallas deben ser lavadas por separado a las prendas de los demás.

Evite tocar los ojos, si lo hace lavase las manos con jabón antes y luego de hacerlo No se maquille ni use lentes de contacto porque lograra que la irritación empeore. Evite fumar y estar cerca de alguien que fume.

Cuando por las mañanas los ojos amanezcan pegados despéguelos presionando suavemente los ojos con una gasa empapada de agua tibia.

Los remedios naturales sirven perfectamente para aliviar la conjuntivitis.

• Manzanillas.
La infusión de esta es la más conocida y utilizada para desinflamar.
Prepare una infusión y vierta en un recipiente una cantidad y consérvelo en la heladera. Cuando este bien frio empape un algodón en esta infusión y colóquelo en los ojos durante 15 minutos. Luego haga lo mismo pero con infusión tibia. El frio hará que los vasos sanguíneo vuelvan a la normalidad y el enrojecimiento desaparecerá. La infusión tibia disminuirá la irritación.

• Papas.
Aplicar durante la noche una rodaja de papa cruda. Al levantarse enjuagar bien los ojos con agua tibia.

• Arándano.
Prepara una infusión con sus hojas secas y luego cuando este tibio lavar los ojos o aplicar algodones empapados durante 15 o 20 minutos. Esta posee propiedades antibacterianas.

Fuente: botica-casera

Trafico Semanal