El plátano es una fuente de energía

El plantano es un aliado de la salud. Esta fruta nativa de la India, Australia y África tropical constituye una fuente de vitaminas, minerales y otros nutrientes como potasio, carbohidratos y fibra.


María de la Torre, nutricionista clínica, explica que comer un banano al día aporta al cuerpo vitamina B6, que ayuda a la formación de glóbulos rojos. También con fibra, necesaria para el funcionamiento del intestino, la prevención de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. La fruta es la más rica en potasio (de símbolo químico K).

El mineral regula la sangre, el balance de agua y la activación de músculos. Por este componente, es un alimento ideal para combatir la presión arterial.

Un estudio aplicado en el 2009 a 200 estudiantes de la escuela Twickenham (Middlesex), en Inglaterra, probó que el potasio aumenta la capacidad cerebral. También mejora el proceso de aprendizaje y la capacidad de concentración.

Últimamente, se le atribuye propiedades para controlar el virus del VIH/sida. La Universidad de Michigan, EE.UU., descubrió en abril pasado que un componente de esta fruta es muy potente contra el VIH. Esta sustancia, llamada lectina, inhibe eficazmente la infección en test de laboratorio.

Con el hallazgo, en el futuro se pudiera fabricar un producto que frene la infección por vía sexual, según la investigación de la universidad, que fue publi-cada por el sitio The Journal of Biological Chemistry (El Diario de la Química Biológica), cuya web es www.jbc.org

El consumo diario del banano se recomienda a niños y adultos. Pero Fernando Cevallos, nutricionista y médico deportólogo, aconseja a las personas con diabetes y a las que tienen sobrepeso regular la ingesta, por el contenido de carbohidratos.

El grupo más beneficiado lo integran los deportistas, como por ejemplo los que participarán en la 50ª edición de la carrera Últimas Noticias 15K.

Cevallos explica que la fruta es indispensable en la dieta de las personas que participan en competencias de resistencia.

El deportista sufre de depleción, que es una disminución de la glucosa (azúcar) y el glucógeno (enzima que acumula energía) en la sangre, músculos e hígado. Esto afecta a su estado físico causándole cansancio.

Según Cevallos, el banano logra esta compensación. “Es bueno porque se metaboliza rápidamente a nivel del sistema gastrointestinal”, señala.

La advertencia para los deportistas es que no incluyan el banano en su dieta el día de la competencia, si no lo han hecho en los entrenamientos. Su repentino consumo puede causar vómito, gases y malestar estomacal, asegura. “Primero se debe acondicionar al cuerpo”.

Todas las propiedades descritas contribuyen a que el banano se destaque como una fruta curativa de diferentes trastornos de la salud. Entre ellos, cansancio y fatiga, hipertensión y diarreas. Además, actúa contra el colesterol y las úlceras gástricas. Previene los calambres si se come antes del ejercicio físico.

Es mejor si se come esta fruta cruda. Así no se pierden las vitaminas y la fibra. También se lo puede consumir en batidos con lácteos. Además, se recomienda incluir en la dieta diaria otra variedad de frutas y vegetales. “Un solo alimento no provee toda la cantidad de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita”, dice De la Torre.

Fuente: Comercio

Trafico Semanal