Kiwi, excelente fuente de vitamina C

A pesar de su aspecto externo poco atractivo, el kiwi es un fruto muy sabroso que esconde numerosas propiedades curativas, antioxidantes y rejuvenecedoras y es importante fuente de vitaminas y minerales.


Es una de las frutas con mayor contenido de vitamina C (contiene más del doble que la naranja). Además contiene vitamina E, vitaminas del grupo B.

La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.

El kiwi es rico en fibra, soluble e insoluble, que mejora el tránsito intestinal. Posee ácido fólico que ayuda en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético y la formación anticuerpos del sistema inmunológico.

Así mismo, esta fruta, es rica en minerales y tiene cantidades elevadas de potasio y magnesio. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. 

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Beneficios

Fibra: Proporciona cantidades importantes de fibra soluble, que ayuda a normalizar los niveles de colesterol y facilita el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. Además es diurético, por lo cual ayuda a eliminar líquidos retenidos

Vitaminas: El kiwi refuerza el sistema inmunitario, que defiende al organismo, previene de posibles infecciones (resfriados y gripes), y favorece la absorción del hierro (por su riqueza en vitamina C). Protege a las células del proceso de envejecimiento.

Fuente: Los Tiempos

Trafico Semanal