Sandía: Jugosa,refrescante y rica en vitaminasA,B1,B2 y C ¡todo un festín para el paladar!


Verde, blanca y roja, este maravilloso regalo de la naturaleza aporta al organismo hidratos de carbono, calcio, fósforo, hierro, potasio, azufre, silicio, cloro y ácido fólico.

Existen evidencias que la sandía es originaria del áfrica tropical y del Sur. Esta jugosa fruta y dulce es de corteza fuerte de color verde, ligeramente manchada, su pulpa suele ser roja o rosado intenso con una gran variedad de pequeñas semillas de color negro.

A nivel mundial existen cerca de 50 variedades, algunas de ellas pueden llegar a pesar hasta 10 kilos.

Nutriólogos afirman que 100 gramos de sandía aporta al organismo 16 calorías, por lo que es una buena aliada para adelgazar. Otra de sus virtudes es que calma la sed, posee propiedades depurativas, es recomendable en problemas renales o de las vías urinarias, su contenido en fibra ayuda a limpiar los intestinos y mantiene la presión arterial.

La sandía es utilizada para preparar sopas frías, aguas frescas, nieves, paletas, cocteles de frutas, granizos, sorbetes, gazpacho de sandía y brochetas, entre otras preparaciones.

Para comprar una buena sandía, lo más recomendable es comprar una mitad. Hay que tomar en cuenta que la pulpa debe de ser de color rojo intenso.

Si se llegara a comprar entera, es necesario golpear la dura corteza con los nudillos y si emite un sonido hueco, es que está madura.

Si se va a guardar entera hay que procurar tener la temperatura ambiente. Una vez abierta, lo mejor será guardarla en la parte baja del refrigerador bien envuelta, para que no pierda sus propiedades y el agua.

Hay que aprovechar comer esta jugosa fruta en época de sol y calor, ya que se puede consumir sola o en preparaciones frescas. Hay que recordar que en la novela de Laura Esquivel, Como Agua para Chocolate, rompen una gigante sandía, para refrescarse.

Fuente:
elsiglodedurango.com.mx

Trafico Semanal