Dieta a base de frutas y verduras previene el alzhéimer


Una dieta rica en aceite de oliva, nueces, pescado, aves de corral y ciertas frutas y verduras podría tener un efecto poderoso en la prevención del mal de Alzheimer.

La gente que consumió nutrientes beneficiosos para la salud cerebral tenía un 40 por ciento menos de riesgo de desarrollar alzhéimer comparada con otras personas, encontraron Yian Gu, investigadora de la enfermedad de la Universidad de Columbia en Nueva York, y sus colegas.

"La dieta es probablemente la forma más sencilla de modificar el riesgo de enfermedad", dijo Gu, cuyo estudio aparece en Archives of Neurology. La investigadora dijo que debido a que no existe una cura para el alzhéimer, la prevención es vital, especialmente mientras la población envejece.

"Si seguimos esta dieta, significa que el riesgo de tener la enfermedad será menor para la población", dijo Gu en una entrevista telefónica.

Mientras otros estudios se han enfocado en nutrientes individuales, el equipo de Gu evaluó grupos de alimentos altos en nutrientes que han demostrado asociarse al riesgo de desarrollar alzhéimer.

Algunos, como los ácidos grasos saturados en la carne roja y la mantequilla, deben ser evitados.

Otros, como los ácidos grasos omega-3, ácidos grasos omega-6, vitamina E, vitamina B12 y ácido fólico, benefician al cerebro.

Para hacer el estudio, el equipo recolectó información de las dietas de 2.148 personas sanas de más de 65 años durante un promedio de 4 años. Se les hicieron pruebas para detectar alzhéimer cada 18 meses.

De ellos, 253 desarrollaron la enfermedad, que es incurable.

Los menos propensos a desarrollar la enfermedad consumían más ensaladas a base de aceite de oliva, frutos secos, pescado, tomates, aves de corral, vegetales crucíferos como el brócoli, frutas y vegetales de hojas verdes, además de consumir menos carnes rojas, vísceras o productos lácteos ricos en grasas.

"Las personas que adhirieron más a este patrón dietario comparadas con otras tuvieron una reducción de cerca del 40 por ciento en el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer", indicó Gu.

La investigadora dijo que probablemente la dieta trabaja de dos formas. Debido a que es rica en alimentos buenos para el corazón, podría proteger al cerebro de apoplejías que lo podrían volver vulnerable al alzhéimer.

Sin embargo, también podría ser que ciertos nutrientes, como ácidos grasos omega-3, antioxidantes y ácido fólico, protejan directamente al cerebro. Los tratamientos actuales ayudan a combatir algunos síntomas, pero no pueden revertir el curso del alzhéimer, una forma de demencia degenerativa que afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo.

Trafico Semanal