Limón, cítrico bendito

Es un gran consumidor de microbios y el mejor protector contra las enfermedades contagiosas.



Considerado como un regalo de la naturaleza, el limón es la fruta que ofrece más beneficios para el cuidado de la salud. Es el enemigo acérrimo de las sustancias extrañas que ingresan al organismo, sin interesar el lugar donde se acumulen, es decir, donde otras sustancias curativas no surten efecto.




Los entendidos señalan que entre las grandes propiedades que tiene este fruto están curar el reumatismo, los males del estómago, gases intestinales, indigestión, acidez, obesidad, enfermedades del corazón, dolores de los riñones, de cabeza, del hígado y de la vejiga.

Así como también el conocido mal de piedras, los cálculos biliares, hemorragias, catarros, gripes, intoxicación de la sangre, insomnio, falta de apetito, entre otras.

No cabe duda que entre todos los cítricos, es el que más propiedades tiene, su poder curativo reside básicamente en su bajo contenido energético, su nivel equilibrado en sodio y potasio y por supuesto, en vitamina C.

Zumo de Limón

En el caso de presentar fiebre, gripe, bronquitis y amigdalitis, el consumo del zumo de un limón con agua caliente y miel te brinda los resultados más rápidos y eficientes que cualquier otro medicamento.

La vitamina C contenida en los cítricos, tomada diariamente, contribuirá en gran medida a mantener alejados de nosotros a los virus del resfriado y la gripe. Los deportistas o personas que desarrollan esfuerzos físicos pueden recuperarse del cansancio con zumo de limón. El consumo regular del limón beneficia a muchos órganos de nuestro cuerpo.

En el sistema cardiovascular, este fruto ejerce una acción beneficiosa ante la arteriosclerosis e hipertensión arterial, esto se debe a que los ácidos cítricos ayudan a oxidar y eliminar las grasas que obstaculizan el trabajo del corazón y son un gran disolvente de las sustancias tóxicas del plasma sanguíneo. Para todos estos casos, el zumo de un limón es ideal consumirlo en ayunas, mezclado con medio vaso de agua.

De otro lado, también estimula el flujo de la saliva y los jugos gástricos, por lo que es un gran agente digestivo, destruye las lombrices intestinales, reduce los gases estomacales y tiene un efecto antiespasmódico. Ayuda a combatir la dispepsia y el estreñimiento.

También es beneficioso para los enfermos del hígado y de la vesícula biliar, ya que estimula las secreciones biliares y ayuda a metabolizar las grasas. Se recomienda desayunar una mezcla de aceite de oliva virgen y zumo de limón, este neutraliza las toxinas, también ayuda a eliminarlas, reforzando la función antitóxica y protectora del hígado.

Sistema inmunológico

Es importante saber que tomando en cuenta sus propiedades antibacterianas y antivíricas este fruto sirve para aliviar los síntomas de las infecciones e impide su avance. Por sus propiedades refrescantes, antisépticas y su contenido en vitamina C, el limón alivia ciertas afecciones de las vías respiratorias, así como la afonía y amigdalitis. Su poderosa acción antibacteriana y antiviral es útil en úlceras de boca y gingivitis.

Beber zumo de limón de forma regular puede ayudar a las personas que padecen problemas reumáticos, ya que disuelve las toxinas y los cristales que causan la gota, otorgando cierto bienestar al enfermo. Su efecto sobre el organismo es alcalino, por lo que sirve para el tratamiento de lumbago y dolor en las articulaciones.

Cómo obtener más zumo

Es necesario exprimir bien un limón, saber que los que están a temperatura ambiente producen más zumo que los refrigerados. Antes de exprimir, conviene hacer rodar el limón en la palma de la mano. Además, si lo ponemos durante unos segundos al microondas, conseguiremos sacarle más líquido. El modo del uso del zumo dependerá de la utilidad que busquemos: podemos ingerirlo, con mayor o menor proporción de agua, emplearlo para gárgaras o aplicarlo directamente sobre el cuerpo, etc.

Tener en cuenta: aparte de la vitamina C, el limón contiene vitaminas del grupo B y vitamina E y muchos minerales: potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso. Este cóctel de vitaminas y minerales refuerzan el sistema inmunológico, al potenciar la actividad de los glóbulos blancos.

Belleza y relax

El zumo es excelente para limpiar y fortalecer uñas y cutículas. El limón potencia el efecto de la valeriana, por lo que es un tranquilizante natural sin efectos nocivos.

Como veis, las propiedades terapéuticas de los limones son muchas, y están fuera de toda duda. Su consumo no tiene efectos secundarios, ni siquiera en niños o ancianos, y puede ayudarnos en el tratamiento de muchas dolencias.

El limón aporta al cuerpo ácido cítrico, vitaminas B y C, potasio, hierro y calcio. Además, actúa como purificador de la sangre y ayuda al cuerpo a eliminar toxinas. Pero quizá su punto fuerte sea el de servir de prevención para múltiples dolencias, lo que evita el uso de medicamentos.

Fuente: Expreso

Trafico Semanal