Las manzanas, verdes o rojas son beneficiosas


Populares, deliciosas, en versión verde y roja (o las dos, si lo prefieres), las manzanas son una institución de las cestas de frutas de casi todas las casas. Los beneficios de las manzanas son múltiples, y ellos trascienden su delicioso sabor. Repasemos este alimento tan conocido por su sabor, pero tan desconocido por su potencial saludable.

Una manzana común y corriente contiene tres gramos de fibra. Tres gramos parece poca monta, pero no es sino un 10 por ciento de la ingestión diaria de fibra recomendada por nutricionistas. Consumiendo 30 gramos de fibra por día (¡que no es lo mismo que consumir 10 manzanas diarias!) podrás mantener tu sistema digestivo a tono, además de prevenir el cáncer.

Y hablando de fibra, la manzana contiene tanto fibra soluble como fibra insoluble. ¿Qué quiere decir ello? Las manzanas pueden ayudarte notablemente a descender los niveles de colesterol LDL (el colesterol malo), además de mantener tu período menstrual regular.

La pectina de las manzanas te ayudará a eliminar toxinas y mercurio de tu cuerpo.

En cuanto a la piel de las manzanas, la misma posee un alto contenido de flavonoides, los cuales significan una buena protección antioxidante y una prevención asegurada contra ataques cardíacos.

Beneficios

* Reducen el colesterol alto, los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
* Son buenas para combatir el estreñimiento y la diarrea.
* Eliminan las toxinas, al ser buenas estimulantes de los riñones y el hígado.
* Sedante. Por su alto contenido en fósforo resulta un alimento con valor sedante, muy adecuado para tomar antes de dormir.
* Anticatarral, en caso de bronquitisi o tos. Así como cuando se tiene el pecho cargado, adecuado por su valor expectorante


fuente: Los Tiempos

Trafico Semanal