Acelgas cargadas de potasio


A pesar de su elevado contenido en agua (48%) y ser un vegetal poco energético (posee cantidades insignificantes de proteínas, grasas e hidratos de carbono), las acelgas son alimentos ricos en nutrientes reguladores, como ciertas vitaminas, sales minerales y fibra.
De hecho, contienen abundantes cantidades de folatos (recomendado para quienes padezcan anemia), beta carotenos y, en menor medida, vitamina C.
Así, las hojas verdes más externas de estas verduras son las más vitaminadas.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. El beta-caroteno, por su parte, es un pigmento natural que confiere el color amarillo-anaranjado-rojizo a los vegetales. El organismo, a medida que lo necesita, lo transforma en vitamina A, que es esencial para la visión, el buen estado de la piel, los huesos y el buen funcionamiento del sistema inmunológico.
Sin embargo, el mineral más abundante en esta verdura es el potasio, elemento necesario en el cuerpo humano para la transmisión y generación del impulso nervioso y para desarrollar una actividad muscular normal.

Hojas y pencas

Se pueden distinguir dos partes en las acelgas: una verde, la hoja fina; y una blanca, las pencas más duras. A la hora de cocerlas, lo mejor es separar ambas partes, ya que requieren distintos tipos de cocción. De hecho, son unas verduras que deben consumirse en el menor tiempo posible, ya que en la nevera se conservan sólo durante un par de días. No obstante, los expertos recomiendan que para disfrutar de todas las propiedades de las acelgas, lo mejor es saborearlas en el mismo día que se ha comprado en el mercado.

Por otro lado, a la hora de escoger estas verduras en el mercado siempre se debe optar por acelgas de hojas verdes y tersas, sin manchas, con pencas duras y blancas. Las arrugas de las hojas indican que la acelga está a punto de florecer o que ya lo ha hecho, por lo que sus pencas pueden dejar un regusto amargo en el plato.


fuente:
Diario de Navarra

Trafico Semanal