El melón, una fruta que refresca y por demás es muy energizante


Durante esta temporada veraniega el melón es una de las frutas aconsejada para consumir por su alto contenido en agua y propiedades nutritivas y energéticas.

En vista de que las comidas en esta época deben ser ligeras, pero a la vez con los elementos necesarios para mantener nutrido y activo el cuerpo, el melón puede aportar una gran parte de éstas.

La fruta cuenta con calorías, pero éstas dependen casi de manera exclusiva de su contenido de hidratos de carbono (los azúcares o hidratos de carbono simples, fructosa, glucosa, sacarosa).

Entre otros de sus componentes a destacar están su fibra soluble en agua, la que juega un papel fundamental en la consistencia de la fruta y que a la vez es beneficiosa para nuestra salud.

¿Cómo podemos consumir el melón?

Pues, desde la fruta como tal, hasta en refrescantes batidos, ensaladas, brochetas de frutas, etc.

Principales propiedades nutritivas del melón

Esta fruta es una de las que se puede disfrutar durante todo el año, pero mayormente en verano, porque es un hidratante ideal, además de que tiene como ventaja su bajo aporte calórico. Se puede consumir en la cantidad deseada, y sin temor a ingerir un exceso de calorías ni de azúcares.

El melón está especialmente indicado en dietas de control de peso y en dietas para controles específicos de los hidratos de carbono, como en el caso de la diabetes.

Es rica en beta-caroteno o provitamina A, lo que convierte al melón en una fruta de consumo que contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer.

Por su aporte de provitamina A y vitamina C, su consumo se recomienda en personas que tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dichas vitaminas, especialmente en personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales, fuentes casi exclusiva de vitamina C en la alimentación.

Recetas con melón

Esta fruta permite la elaboración de variedad de recetas, desde sabrosos y refrecantes batidos hasta ensaladas y otras muy conocidas local e internacionalmente. El batido y la ensalada de esta fruta se puede consumirse tanto en el desayuno como para merendar por las tardes. Es una rica fuente de agua y energía, recomendada básicamente en temporada de calor.

En España, por ejemplo, es muy popular el melón con jamón. Es una especialidad típica de la gastronomía española, la cual suele servirse en los meses de primavera o verano. Los principales ingredientes de esta receta es el melón y unas lonjas de jamón, preferiblemente jamón serrano. La delicadeza de este plato consiste en la mezcla del dulce del melón y del aporte salado del jamón, un marinaje perfecto.

fuente: hoy.com.do

Trafico Semanal