Asma y su tratamiento natural

Es una dolencia crónica que afecta los pulmones y el corazón. Es una enfermedad de tipo crónico, por lo que su tratamiento curativo no es cosa sencilla. Por lo general, a pesar de sus apariencias, el asma no es enfermedad peligrosa. 

Solamente cuando los ataques son muy frecuentes, se debilita el corazón y se nota gran decaimiento en las fuerzas corporales.
Diríamos que el asma es una forma de alergia que provoca la liberación de ciertas sustancias que determinan la contracción bronquial. La respiración se deteriora y es entoncen cuando los pulmones no tienen suficiente oxígeno, produciéndose en el sujeto una axfisia o ahogo.

Consejos
  • Respirar aire puro, sin contaminar.
  • Evitar el aire frío y el polen.
  • Cuidado con las reacciones alérgicas a las comidas y fármacos.
  • Cuida tu peso.
  • Practica la respiración profunda y relajada.
  • Toma muchas vitaminas A y B, así como suplemento de minerales.
  • Bebe a discreción Cola de Caballo, pues contiene mucha sílice, importante para el organismo. Practica ejercicios al aire libre, bicicleta o mucho mejor aún natación.
  • Come sobre todo fruta y ensalada.
  • Toma buena miel en vez de azúcar
  • Realiza dos o tres veces por semana baños de vapor de pecho y cabeza con eucalipto
  • Compresas torácicas
  • Envolturas, baños de pecho y cabeza
  • Fortalecimientos por medio de baños fríos
  • Apiterapia
Una planta que puede usarse como medida de apoyo en el tratamiento del asma es el té verde. Esta planta es rica en teofilina, sustancia natural con acción broncodilatadora y que forma parte de muchos medicamentos sintéticos empleados en el tratamiento del asma.

Preparación Para preparar una infusión con esta planta, debe poner una cucharadita de té verde (Thea sinensis S.) en una taza con agua hirviendo, dejar reposar durante 5-10 minutos y tomar una infusión 2 veces al día.

Tratamiento
1- Bolsa de Cola de Caballo, beber mínimo una infusión diaria.
Preparación: Calentar 1 litro de agua y cuando empiece a hervir, apagar el fuego y echar un puñado de Cola de Caballo,, remover y dejar reposar tapado 5 minutos. Filtrar y beber a sorbitos. Esta planta reforzará y restaurará el mal funcionamiento del hígado, siendo muy preventiva también contra el reumatismo, la artrosis y enfermedades de la sangre.

2- Bolsa de mezcla para calmar el dolor de asma. Contenido: VARA DE ORO, TILA, MANZANILLA, MUÉRDAGO, AGRACEJO, TUSÍLAGO, MILENRAMA, TOMILLO. Preparación: Verter 1 cucharadita de las hierbas por cada taza de agua. Preparar en Infusión. (NO HERVIR). Dejar reposar tapado 5 minutos. Colar y beber 1 taza caliente por las mañanas con el desayuno y otra taza antes de acostarse.

3- Bolsa de mezcla para curar la enfermedad. Contenido:ANÍS, TILA, SALVIA, LLANTÉN, TUSÍLAGO, FRÍGOLA VERA, PINO SILVESTRE, COLA DE CABALLO, MILENRAMA, FLORES DE MALVA.

Preparación: Verter 1 cucharadita de la mezcla por taza de agua. Infusión. (No hervir). Dejar reposar tapado 10 minutos. Colar y beber con miel de eucalipto o de tomillo y limón. Esta receta se tomará durante 15 días para proseguir 15 días más con la siguiente: Malvavisco, tusílago, pulmonaria, tomillo, gordolobo, ortiga común, flores de tilo, hojas de violeta, hinojo, liquen de Isladia. Escoger un mínimo de 5 plantas de las citadas y mezclar 50 gr de cada) Se prepara igual que la receta anterior.

4- Bolsa de hierbas para el baño de asiento. Contenido:EUCALIPTO, COLA DE CABALLO, ROMERO (FRESCO), MILENRAMA, SALVIA.

Preparación: Macerar en 5 litros de agua tres puñados de las hierbas durante toda una noche. Al día siguiente calentar un poco sin que llegue a hervir, colarlo y añadirlo a la bañera. Sentarse de manera que los riñones y el hígado queden cubiertos por el agua. Relajarse un mínimo de 10 minutos. Practicar la respiración lenta y profunda, consciente de la curación que se está obteniendo a través de las propiedades de las plantas medicinales. El agua de la bañera está mezclada con flavonas y secretinas que se han desprendido de las plantas a través de la maceración en frío. Y esas propiedades y minerales pasan a todo tu cuerpo a través de la transpiración de tus células, encargándose la sangre de transportarlas a todo el cuerpo y órganos.
5- Vahos de hierbas balsámicas y expectorantes. La misma bolsa anterior.

Preparación: Poner un puñado de hierbas en un litro de agua en una olla y cuando arranque a hervir, bajar el fuego, cubrirse con una toalla la cabeza y respirar lentamente y profundamente el vaho durante 3 minutos como mínimo. Es muy aconsejable tener una cocinita con una olla hirviendo en la habitación antes de dormir, por lo menos una vez a la semana. ES MUY IMPORTANTE SEGUIR EL TRATAMIENTO DURANTE UN MES SEGUIDO COMO MÍNIMO.

Trafico Semanal